Percepción de libertad

Intento defender como puedo los derechos de los grupos que de forma clásica han sido discriminados, no sé si considerarme activista, pues lo considero un título honorífico a estas alturas en las que nadie parece querer mojarse, un título reservado a personas que trabajan más que yo. Mis denuncias, en cualquier caso, son mejores desde el teclado.

CrimeThink

Sentados en un bar, llega la frase: “Fernan, ¿Por qué siendo hetero defiendes los derechos de los homosexuales?” Sucede de una forma parecida con la religión (soy ateo), la inclusión racial (soy blanco) y el feminismo (soy hombre).

Ya les digo que hago lo que puedo. En cualquier caso, creo que cada cual debe hacer lo que le de la real gana sea de la raza que sea. Dos (o tres, o cuatro) lesbianas deberían poder besarse en la calle si quieren. Una mujer debería poder ponerse lo que le de la gana sin que nadie diga: “me está provocando”. Y, como es obvio, no se debería presumir la culpabilidad de todo aquel que no sea blanco cuando la presunción de inocencia es algo tan sagrado. No es el mío un activismo por un sector en concreto, sino por la libertad en general.

El mundo sigue siendo injusto para la gran mayoría de la población. Los hay que piensan que la homosexualidad ya está aceptada y no hay nada más que hacer, sin embargo, no verán a dos mamás en el anuncio de coca-cola. Del mismo modo, pensarán que la igualdad de género es un hecho visible, pero hoy un hombre ha matado a su ex pareja en Ourense. Y de esa misma forma, habrán apagado la tele ante los casos de violencia policial -sólo contra negros- en Estados Unidos.

No sé por qué razón, el ser humano siempre tiende a pensar que no podría ser más libre. La historia nos demuestra, después, que es mentira, pero entre tanto hay un eco de violencia que se ejerce contra aquel que no es blanco, hombre, heterosexual y de clase media, terminando dicho eco en un “Basta”.

Nadie es libre, al menos, nadie es tan libre como podría ser. Sin embargo los hay que estamos privilegiados por la sociedad, e incluso por el derecho. Por ejemplo, la heterosexualidad se presume, pero para ser homosexual hay que salir del armario (cuando lo que no debería suceder es la entrada en el mismo). Otro ejemplo es que, de momento, no verán un anuncio de perfume sin una persona que se ajuste estrictamente a los cánones de belleza estándares. Además, escucharán la frase:  “el maltrato de género debería ser también de mujeres a hombres”, como si hubiera un sistema matriarcal que oprimiera al varón. Tampoco verán a un negro rico sin que sea futbolista.

Bauman, en su libro “Libertad”, dice que no hay libertad cuando se está sólo, se necesita de al menos otra persona para poder ser libre. Se es libre en sociedad, en resumen. Entonces, ¿Cómo voy a ser libre yo dentro de toda la humanidad cuando todo el continente africano sufriría del racismo del ecuador para arriba?

¿Por qué denuncio? Porque me toca las narices no poder hacer chistes con naturalidad porque haya gente que se los crea es una buena razón, no obstante, además de eso, pido al dios de las pequeñas cosas para que la injusticia nunca me sea indiferente, como dice la canción. Necesitamos un mundo libre, cada vez más libre, hasta que un día no necesitemos ley alguna. Por eso es necesario que todos los seres humanos pongamos el hombro, no llegará la libertad si hay una sola persona cautiva.

Fernando

Foto: Elisabetta

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s