STOP RUMORES: No es sólo una cuestión de prejuicios

Los rumores y prejuicios sobre los grupos poblacionales migrantes tocan todos los palos, desde lo sanitario, pasando por los servicios sociales, hasta el ámbito laboral.

Argumentos como que la población inmigrante satura la sanidad, abusa de los servicios de atención primaria y de las urgencias y viene a España porque la sanidad es gratuita; los inmigrantes obtienen más ayudas públicas que los españoles y que reciben más atención sólo por ser inmigrantes; o que la falta de empleo entre los españoles se debe a que las personas inmigrantes “nos quitan el trabajo”, están arraigando en las mentes y los imaginarios de la mayoría de españoles y españolas.

Contra estos argumentos sin fundamentos se ha llevado a cabo varias campañas y programas a fin de desmitificarlos, entre los que consta la Campaña de la Fundación Andalucía Acoge, Stop Rumores (1).

23092014-stoprumores
Respetando el propósito y el contenido de tales campañas y programas, además de que se deba preguntar el porqué de tales prejuicios y contextualizarlos en sus respectivos ámbitos locales y circunstanciales, creo que ello se debe en parte a la falta de concepción de los migrantes como ciudadanos y sujetos de derecho. Así pues, en esta columna trataré de exponer algunos argumentos teóricos que apoyan esta tesis.

Creo que es de vital importancia la forma como se ha concebido al ciudadano/a a lo largo del proceso social e histórico en España así como la construcción que se ha hecho de un supuesto extraño o forastero. Es decir, el hecho de determinar de forma apriorística y excluyente quién es ciudadano y quién no, así como construir a nivel histórico y social a un individuo o grupo poblacional como extraño y ajeno a los aspectos considerados propios de la sociedad española. A mi juicio creo que son cuestiones clave a la hora de plantear si los migrantes pueden ser considerados ciudadanos o no en España. En este sentido resaltan las bases a partir de las cuáles se considera ciudadano o no a un individuo o grupo poblacional en la actual sociedad contemporánea. Es decir, mientras que en otros tiempos se determinaba la figura del ciudadano/a en base a la propiedad u otras cuestiones, hoy en día parece que son ciudadanos/as aquellos/as que dispongan de un trabajo formalmente reconocido y, en base a ello, coticen a la seguridad social, permitiéndoles tener acceso a los derechos, los sociales en particular. La centralidad del trabajo en su vínculo con la ciudadanía será, además, el factor que determinará la satisfacción e integración de un individuo o grupo poblacional en un ámbito social determinado. Ello hará que el individuo o el grupo poblacional se encuentren en una continua inclusión y exclusión, mejor dicho, inclusión diferenciada, debido especialmente, a los desajustes económicos y financieros. En otras palabras, estar o no (o sentirse o no) integrado en la sociedad dependiendo de que las circunstancias económicas y financieras se lo permitan.

Junto a la condición de ciudadano o extranjero está la consideración de sujeto o no de derechos. Descartando la concepción jurídico-filosófica universalista a priori de la condición de sujeto de derechos y, asumiendo una visión crítica de que es necesario contextualizar antes los sujetos y sus derechos para posteriormente verificar si lo es o no, creo que la idea de sujeto de derechos está en parte relacionada con la de ciudadano. Es decir, el disfrute de los derechos, sobre todo los sociales (excepto en casos de urgente necesidad, menores y mujeres embarazadas) está condicionado a la cotización al Sistema de Seguridad Social. (2) En el caso de los migrantes se añade el hecho de que su estabilidad familiar, social, económica y humana depende de la cotización a la seguridad social que le permitirá o no renovar su autorización de trabajo y residencia.

En definitiva, en cierto modo el imaginario mayoritario español tiende a considerar al migrante como extraño a su ámbito territorial y cultural y, además dada las características de las políticas migratorias española y europea centrada en el fin utilitarista, realza la condición del migrante como trabajador y contribuyente a la estabilidad poblacional, escamoteando así su condición de SER HUMANO e individuo y/o grupo cultural.

En base a lo antes expuesto es menester resaltar que los rumores y prejuicios no solamente se basan en ignorancia y desconocimiento, sino por la percepción que los migrantes considerados de fuera y ajenos a la sociedad española no pueden tener los mismos derechos que los de aquí. En este sentido, trataré de sostener los argumentos hasta ahora expuestos en base a algunos datos de la propia Campaña Stop Rumores.

De los datos obtenidos de los recursos de la Campaña se deduce que en materia del uso de los servicios sociales en España, los migrantes extracomunitarios utilizan el 13,04% estos servicios frente a 83,46% de la población española. Si contrastamos estos datos con la población residente en España a finales de 2013, que era 46.507.760 personas, de las cuales 2.676.141 eran migrantes extracomunitarios, es decir un 5,7% de la población, creo que la percepción sería otra. Es decir, que el 5,7% de la población migrante extracomunitaria suponga el 13,04% de la población total que recurre a los servicios sociales, da la impresión que sí existe un uso en exceso por parte de los migrantes extracomunitarios.

En cuanto a Andalucía, el porcentaje de la población extracomunitaria que utiliza los servicios sociales es de 6,9% frente a 90,9% de la población española, y su cifra poblacional a finales de 2013 era de 3,7% sobre el total de la población residente en Andalucía.

En conclusión, creo que urge una tarea de desmitificación del imaginario de que hay unos que pertenecen a un aquí y otros a un allí, que percibamos a los grupos poblacionales migrantes no solamente en tanto trabajadores sino igualmente como seres humanos y, por lo tanto, pueden tener acceso a los derechos no solamente cuando coticen pero en base a la solidaridad humana, para todos aquellos y aquellas que lo necesiten.

Sevilla, 16 de enero de 2015.

Edileny

(1) Es una estrategia de impacto comunicativo y social promovida por la Federación Andalucía Acoge, que tiene como objetivo luchar, de forma sostenida en el tiempo, contra los rumores y estereotipos negativos que dificultan la convivencia y la diversidad en Andalucía y Melilla (http://stoprumores.com/).

(2) Las pautas de la reforma sanitaria llevada a cabo por el actual gobierno nos confirman lo aquí expuesto.

Advertisements

One response to “STOP RUMORES: No es sólo una cuestión de prejuicios

  1. Felicidades por el post. Estamos absolutamente con el planteamiento general. Para nosotros la ciudadanía no depende de orígenes, ni tan siquiera de trabajo, depende residencia, se es vecin@ de donde se viva en cada momento y por tanto se debería ser ciudadan@ de plenos derechos (y deberes). Tan sólo una pequeña puntualización, es cierto que los datos nos muestran que la población inmigrante, en el uso de los servicios sociales, esta sobredimensionada con respecto a su peso en la población total. Aunque hay que señalar que el uso de los servicios sociales no supone que haya una prestación asociada y señalar por otra parte los requisitos para dichas ayudas son las condiciones socioeconómicas y no el lugar de origen de las personas.
    Señaláis “da la impresión que sí existe un uso en exceso por parte de los migrantes extracomunitarios.” entendemos que no es vuestra intención, pero con el lenguaje también se construye el imaginario social, no existe ningún “uso en exceso por parte de los migrantes” En todo caso se muestra una mayor necesidad de apoyo por ser una parte de la población con mayor riesgo de exclusión social.

    Nos encantaría poder compartir vuestra entrada en nuestro blog ¿nos autorizáis?

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s