Puglia Pride 2014

La semana pasada se ha celebrado en mi ciudad el Puglia Pride, la primera manifestación del Orgullo Gay de nuestra historia (en este enlace podéis ver un bonito reportaje del evento). Muy probablemente, para muchos de vosotros, la noticia no será nada trascendental: hace ya años que en muchísimas ciudades de todo el mundo desfilan carros multicolores, llenos de personas sonrientes que reivindican sus derechos, reivindican el derecho humano a exprimir su amor en la manera que consideran más oportuna.

DSC_3592

Si todavía se contextualiza la noticia a nivel social, cultural e histórico, la idea de haber permitido un Gay Pride en una ciudad del Sur de Italia posee una incidencia diferente.

He tenido la suerte de poder salir de mi campana de cristal y de vivir, no solamente en diferentes países, sino también en contacto con diferentes culturas (“primas” o “hermanas” de mi cultura, esto no cambia nada) y puedo afirmar con rotundidad que el Puglia Pride, nuestro primer Puglia Pride, ha sido un verdadero avance.

Me explico.

Vivir dentro de una comunidad comporta una gran dificultad a la hora de analizar con objetividad los defectos que tenemos y de realizar una autocrítica seria, sobre todo si encima la comunidad resulta extremadamente orgullosa y nacionalista. Pero basta salir algunos kms (y, gracias a la tecnología, ahora se puede “salir” también navegando en internet) para que nuestra visión de la comunidad y del mundo en general se modifique.

DSC_3679

La primera vez que en España vi una pareja de muchachas que se besaba tranquilamente por la calle – una efusión compuesta y tierna – me quedé sin palabras. Lo mismo sucedió cuando vi pasear por la calle una pareja de muchachos que se daban dulcemente la mano.

Nadie miraba a esas parejas, sólo yo.

Los observaba como atontada, el mio era un verdadero “cultural shock“.

Yo, que siempre me he declarado liberal e inconformista, que siempre he defendido las minorías, me sentía una retrógrada anticuada, también porque mis amigos (claramente) se reían de mí, se reían del hecho de que mirase a esas parejas como si fueran animales de un zoológico.

Pero no era esto, lo mío era pura admiración.

En Italia, hasta hace poquísimos años, la idea de cruzarse por la calle con una pareja de personas homosexuales con “actitud heterosexual” (sic!) se consideraba casi como un delito de “exhibicionismo” (sic!). La gente no se sentía libre de manifestar en absoluta tranquilidad su afecto hacia su propia pareja, porque, además, las consecuencias podían ser peligrosas (un ejemplo, ¿os acordáis de las agresiones homofobas de 2009 en la discoteca romana  Qube, local histórico en el que se organizaban las fiestas Muccassassina?).

En Italia, dejando al lado moralismos y patriotismos, la homosexualidad todavía es un tabú.

Basta pensar que, desde el punto de vista legislativo, somos quizás los últimos a nivel europeo que todavía no tenemos previstas las uniones de hecho entre personas del mismo sexo, que no hemos garantizado el sacrosanto derecho de cada persona de tener una tutela en caso de sucesión hereditaria, de enfermedad, de separación, de progenie o de cualquier otra disputa jurídica.

Italia, el Bel Paese, la cuna del Renacimiento, del arte, del cine, de la buena comida, la patria de la cultura clásica, no ha dado pasos adelante, al revés, se ha quedado estancada en la época del Renacimiento

Mientras en todo el mundo la jurisprudencia ha dado pasos de gigante, nosotras no hemos reconocido todavía las parejas de hecho (ya sean hetero u homosexuales), no hemos permitido todavía la fecundación heteróloga, no tenemos permitida la adopción a los/las solteros/as (y ni pensar en adopciones para parejas homosexuales…¡penitenziagite!).

Por esta misma razón, 3000 personas en una plaza (1500 – inútil decirlo – para la policía) en una ciudad del profundo Sur de Italia que se manifiestan para el Derecho a Amar es una gran noticia que hace pensar en un posible cambio desde abajo que esperamos que pueda llevar a todos los italianos al siglo XXI.

London, june 2013

Elisabetta

Fotos: Elisabetta

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s