Transparencia bancaria

Nóminas, facturas, intereses, transferencias,… mueven a diario unas cantidades de dinero inimaginables. Ese dinero, nuestro dinero, se deposita en entidades bancarias con una confianza absoluta y, en la mayoría de los casos, sin ningún tipo de cuestionamiento previo. Pero, ¿debería ser esto así? Normalmente pensamos bien y elegimos con cuidado a nuestras amistades, nuestros proyectos laborales o nuestras actividades de ocio. Sin embargo, parece que la elección de a quién vamos a confiar nuestro dinero no nos crea tantos quebraderos de cabeza; es más, en muchas ocasiones, nos sentimos incluso personas afortunadas a las que se les ha permitido abrir una cuenta bancaria o se les ha concedido una tarjeta de crédito. Nos comportamos como si se nos hiciera un favor y olvidamos que somos nosotras y nosotros quienes estamos prestando (o regalando) nuestro dinero a una entidad sobre la que casi nunca se nos proporciona información. Pero, a pesar de esta falta de información, sí que es sabido que, habitualmente, gran parte del dinero del que disponen los bancos se destina a la financiación de negocios como el de las armas o a la especulación con activos inmateriales o financieros que, en muchas ocasiones, poco aportan a la economía real.

Este fin de semana he asistido a una interesante charla de uno de los miembros de la cooperativa Enreda que nos habló sobre un proyecto que están llevando a cabo: Social on Banking. A través de este proyecto, se pretende mostrar y organizar los datos disponibles sobre las diferentes entidades bancarias o similares para exponer de una manera clara cómo se desenvuelve cada una de ellas en relación con diversos aspectos. Para ello han creado, y aun están delimitando, una serie de indicadores que evidenciarán el comportamiento de las entidades en diferentes campos y que están pensados para facilitar a la potencial clientela la toma de decisiones, la elección de a quién vamos a confiar nuestro dinero. Por ahora cuentan con la colaboración de Triodos, Fiare y Coop57 pero esperan ampliar esta lista con la participación de grandes bancos de nuestro país. Estoy segura que la obtención de determinados datos en relación con algunos de esos grandes bancos no será fácil de lograr, pero espero que con persistencia y apoyo de la propia clientela y ciudadanía, se pueda ir consiguiendo.

Social on Banking
Al fin y al cabo, proyectos como este no hacen más que favorecer y apoyar la búsqueda de transparencia – hablaba el ponente de “dinero transparente”- y luchar contra la ocultación de datos. Resulta triste, sin embargo, que una labor que debería ser emprendida desde el gobierno o desde esferas o instituciones públicas tenga que ser, por el contrario, afrontada por una iniciativa particular como esta y otras muchas que existen.

Personalmente, estoy convencida de que proyectos como este contribuirán a la creación de un pensamiento crítico que nos ayude a repensar que cada paso que damos tiene sus repercusiones y que en relación con los bancos esas repercusiones pueden tener un impacto de enormes dimensiones y que influye en el modelo de sociedad que vamos creando.

Candela

 

Advertisements

One response to “Transparencia bancaria

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s