Permiso para manchar de negro el Mediterráneo

El 28 de enero de este año el Diario de Mallorca online publicó la siguiente noticia con el titular “Una petrolera pretende hacer sondeos sísmicos que abarcan todo el mar balear“. Y seguía el subtítulo “Spectrum Geo Limited quiere realizar prospecciones en busca de crudo en una extensión de 14 mil kilómetros cuadrados, un proyecto que afectaría prácticamente a toda Menorca y a toda la costa oriental de Mallorca y al archipiélago de Cabrera”.

Nunca he ido a Ibiza, ni a Mallorca, ni a Formentera, pero he vivido y explorado Menorca. Su riqueza natural, su paisaje a veces casi intacto por el ser humano tiene el honor de considerarse un paraíso español, el Caribe del Mediterráneo. Al leer este post, entristecí, pensé en que se mancharán las Pitusas, Menorca (mi Menorca), se manchará la costa Blanca, quién sabe si salpicará más arriba y más abajo. Dejarán que desaparezca una de las reservas de la biosfera, nombrada como tal hace veinte años por la Unesco, todo a costa del preciado oro negro.

Las prospecciones sísmicas – o airguns – son, en un vocabulario más simple, cañonazos de aire comprimido. Se utilizan para detectar fondos marinos susceptibles de albergar crudo, petróleo u oro negro, póngale el nombre que quiera. Un airgun tiene una intensidad cien mil veces mayor que un motor de un avión a reacción y emite un sonido de más de doscientos decibelios. En estas exploraciones, tal como denuncia Oceana, organización ecologista, la compañía petrolera emitiría este sonido (o mejor llamémoslo: ruido) unas diez mil veces al día a lo largo de unos cinco meses. Uno de los impactos, entre otros muchos, será la huida de especies, pero para saber esto no hace falta más que sentido común.

Las Islas Baleares están siendo atacadas por todos los lados. El más amenazador corresponde a Cairn Energy, una empresa de petróleo que trabaja en India, Túnez y Groenlandia y cuyos filiales cercanos son Medoil y Capricorn. Ahora su objetivo es España, concretamente el Golfo Valenciano, aunque pretende extenderse hasta Alta Mar acercándose a las islas. El Gobierno Central le concedió hace unos años el paso, a pesar del riesgo que supone para el ecosistema, nuestras costas y playas, y sin importar las zonas consideradas reservas de la biosfera. Otro lado pertenece a Spectrum Geo Limited, que está más interesado en el norte de Menorca y noreste de Mallorca. Y otro, a Repsol, que también se pone en marcha en la solicitación de permisos en zonas de Mallorca.

Cala Mitjaneta, Menorca

A mi me encantan los ejemplos, siempre he dicho que se aprende observando. Mas parece que España se ha quedado ciega y ha perdido la memoria. Cuántas veces habrá hecho ella misma la promesa, y la ha incumplido, de resolver crisis energéticas o llevar el progreso en otros países con sus multinacionales. Ahora se miente así misma.

Quería apuntar que, finalmente, sentimos lo mismo que en otros pueblos a los que llamamos del Sur, cuyas luchas ignoramos y no se diferencian tanto. No digo que nos lo merecemos, lo que sí quiero mostrar es que esto no es nuevo y que lo que aquí vemos como revueltas de indígenas y manifestaciones de rebeldes, son contestaciones sociales a industrias multinacionales con intenciones de beneficiarse a costa del pueblo, hundiendo su forma de vida hasta ahora. En América Latina es la agricultura, en Baleares la pesca, la hostelería y el turismo.

En mi caso, ya había sentido antes despertar un sentimiento de lucha y contrariedad por otros sucesos en otros países (países a través de los cuales nos hacemos ricos). Por citar alguno, el caso Majaz contra Monterrico Metals y su proyecto minero en Río Blanco en el norte de Perú; u otro en la Valle de Siria en Hondura, donde la canadiense Goldcorp Inc. tiene un proyecto de minería que provocó la contaminación de las aguas con metales pesados. La enumeración podría ser muy larga, y sin referirme al continente africano.  Ojalá que gane la voz del pueblo esta vez, que se recojan muchas firmas, que los políticos trabajen en amor a sus islas y no a su billetera y, luego, que no sigamos sin más nuestras vidas, que apoyemos también a otros, aunque estén lejos.

menorca (10)

Camí de Cavalls a Binigaus, Menorca

El BOE publicó en 2011 el Real Decreto que permite a la empresa Cairn Energy seis años de exploraciones en busca de hidrocarburos. El plan es comenzar el año que viene. La contestación social y política está siendo fuerte. Sin embargo, en los primeros años, todo pasaría en el fondo marino – y sólo las sirenitas y submarinistas presenciarán el daño- y hasta el quinto año no crecerían plataformas petrolíferas en nuestro mar. Intentan apaciguar con esto a la unanimidad del Consell Insular, que rechaza toda prospección, y a las protestas de los ciudadanos que están realizando manifestaciones, actos de calle, difusión de la situación en redes sociales y recogidas de firmas.

Tanto el ministro de Industria, Energía y Turismo José Manuel Soria como el presidente del Gobierno Mariano Rajoy, se han manifestado a favor de la búsqueda de petróleo cerca de Baleares. No tienen ninguna vergüenza de utilizar en su discurso los conceptos de democracia y bienestar español, cuando no atienden a consultar a nadie sobre sus actuaciones y, ante respuestas negativas a estas, hacen caso omiso.

Indignación, esa es la palabra, no hay más, pero que este sentimiento no nos paralice. Este verano tuve oportunidad de conocer a un pescador menorquí, cuya familia se ha dedicado siempre a la pesca, y el otro día lo entrevisté sobre su postura ante este proyecto:

“¿Qué crees que pasaría si pusieran unas plataformas petroleras aquí?- pregunté. No me lo quiero ni imaginar, esta pregunta no te la voy a contestar, no…, ¿una plataforma enfrente de mi casa? – suspira fuerte, parece enfadarse- pues no, es que no la van a hacer- me respondió”

Nerea

Fotos: Nerea

Advertisements

One response to “Permiso para manchar de negro el Mediterráneo

  1. Pingback: “¿Una plataforma enfrente de mi casa? Pues no, es que no la van a hacer ” Oriol Riera Pallas | Cassandra Errante·

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s